FUNCIONES DE RELACION EN LAS PLANTAS



INTRODUCCION
Las plantas mantienen constante relación con el medio que las rodea dado que dependen en gran medida de él. A pesar de no presentar reacciones evidentes fren­te a los estímulos, sus respuestas son eficientes y adecuadas, aunque lentas y poco notorias. En la mayoría de los casos, con algunas excepciones, como las plantas insectívoras, la respuesta no es inmediata frente al estímulo.

ESTÍMULOS QUE PROVOCAN RESPUESTA EN LAS PLANTAS

Los agentes que provocan respuestas en las plantas pueden ser de carácter climático, como la cantidad de luz, la temperatura, la humedad y los cambios atmosféricos; de carácter físico químico como la composición del suelo; y de carácter biológico como la estimulación que se presenta en relación con los seres vivos que rodean la planta y conviven con ella.




A. LA TEMPERATURA. Las plantas realizan sus funciones normales, a cierta temperatura, denomina­da temperatura óptima, que no es necesariamente la misma para todas las plantas. La temperatu­ra óptima para cada planta tiene rangos de normalidad, la tempe­ratura mínima y la temperatura máxima a la que la planta puede sobrevivir. Dentro de estos límites la planta puede generar respuestas que la hacen permane­cer en equilibrio; por ejemplo el cerrar las hojas. 

B. LA LUZ. La relación que las plantas establecen con la luz es de vital importancia ya que de esta última depende el proceso de fotosíntesis. Por esta razón, las plantas son muy sensibles a los estímulos luminosos lo que provoca fototropismos y fototactismo evidentes, sobre todo cuando la luz no lle­ga directamente a la planta.

Las plantas presentan características de las cuales la luz es la responsable. Por ejem­plo, las plantas que crecen expuestas a luz solar intensa tienen hojas muy pequeñas y menos dispersas. Diferente ocurre con las plantas que crecen en penumbra:   tienen hojas alargadas y son menos compactas, ya que tienden a dispersarse para encon­trar la luz.
C. EL AGUA. El agua limita la distribución de las plantas y es vital para su supervivencia; de igual manera caracteriza las plantas pre­sentes en determinados lugares según la cantidad de humedad que esté en contac­to con ellas. Por ejemplo, en los lugares de escasa agua prevalecen plantas con capacidad para almacenar y controlar su utiliza­ción, tal es el caso de los cactus. En cam­bio, en lugares de agua abundante predo­minan árboles y arbustos.



D. ACCIÓN DE LA ATMOSFERA. En este aspecto, es el aire el que con mayor intensidad influ­ye en la vida de las plantas y lo hace de diferente manera. En primer lugar, propor­ciona el oxígeno necesario para la vida. Algunas plantas buscan lugares donde hay abundante oxígeno. En segundo lugar, los vientos juegan un papel importante en su reproducción; sin embargo, los fuertes vientos también representan un reto para la su­pervivencia de las plantas, a lo cual respon­den con estructuras fuertes y flexibles.


E. ACCION DEL SUELO. Eexisten diversas clases de suelos tanto en su composición química como en su apariencia física; esto influye notablemente en el desarrollo de las plan­tas. Así, las plantas de terrenos arcillosos, arenosos, o compactos son diferentes, pues desarrollan mecanismos que correspondan e interactúen adecuadamente con el suelo al que pertenecen.

RESPUESTA DE LOS VEGETALES A LOS DIFERENTES ESTÍMULOS
Cada órgano de la planta responde a los estímulos de diferente manera, según el agente del medio.


A. LA RAIZ. La fuerza de gravedad estimula en mayor gra­do la raíz, lo que explica que ésta siempre crezca en dirección al suelo, siguiendo la fuerza de gra­vedad terrestre. Este estímulo es un tropismo que por ser ejercido por la tierra se denomina geotropismo. Adicionalmente como la planta busca el estímulo es un geotropismo positivo.


La luz también es un estímulo para la raíz, pero en este caso la raíz se aleja de la luz lo que hace que éste se clasifique como un fototropismo ne­gativo.


La humedad también estimula a la raíz de tal manera que ésta crece formando curvaturas en busca de los sitios con mayor presencia de agua en el suelo.


B. REACCIONES DEL TALLO

La luz estimula al tallo de manera positiva; éste busca los lugares iluminados o las fuentes luminosas, curvándose y dirigiéndose hacia ellos (fototropismo positivo). Este hecho se da cuan­do la planta está alejada de las fuentes luminosas y debe ponerse en posición para que sus hojas capten luz y de esta manera puedan hacer el proceso de fotosíntesis.
Respuestas del tallo de las plantas frente a estímulos del medio.


C. REACCIONES DE LAS HOJAS

La luz es principal estímulo que actúa sobre la actividad y características de las hojas. Las plantas que están la mayor parte del tiempo en la penumbra tienen hojas anchas con el fin de tener mayor cantidad de superficie que capte la luz. Por el contrario, cuando la planta se encuentra en un sitio con suficiente luz las hojas son pequeñas.



La humedad puede generar algunos cam­bios en las hojas con el fin de retener el agua; tal es el caso de las espinas del cac­tus, planta propia de los lugares desérticos que necesita disminuir la pérdida de agua y el contacto con la intensidad lumínica proveniente del Sol que se da en estos lugares.

Otras plantas modifican sus hojas tenien­do en cuenta otras necesidades. Así por ejemplo de los zarcillos de las enredade­ras que son hojas modificadas en filamen­tos que ayudan a que las plantas se sos­tengan.



D. REACCIONES DE LA FLOR

La temperatura es un estímu­lo que provoca respuestas en las flores de algunas plantas; en estos casos las flores se abren o se cierran para que aumente o disminu­ya la cantidad de calor, reacción de­nominada termonastia. De igual forma, la cantidad de luz puede provocar respuestas similares que se denominan fotonastias.

 

La flor responde a estímulos de manera especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada